Las sustancias puras.

 

Una sustancia pura no se puede separar en otras sustancias por los procedimientos físicos utilizados para separar mezclas ya que sólo hay un tipo de sustancia.

Sin embargo, mediante procedimientos químicos de descomposición, si podemos obtener sustancias diferentes a partir de alguna sustancia pura.

Las sustancias puras que se pueden descomponer en otras simples se denominan sustancias compuestas o compuestos. Si no pueden descomponerse en otras distintas se llaman simples o elementos.

Por ejemplo, haciendo pasar una corriente eléctrica por el agua, en presencia de una pequeña cantidad de otra sustancia que la haga conductora, puede descomponerse en dos sustancias: hidrógeno y oxigeno. Este proceso químico se llama electrólisis. Sin embargo, las moléculas de hidrógeno, de oxígeno, e incluso los metales, como el hierro, no se pueden descomponer en otras sustancias. Es decir, el agua es una sustancia pura compuesta mientras que el oxígeno, el hidrógeno y los metales, son sustancias puras simples.  

Imagen de una electrólisis de laboratorio